Primera Marcha de los Barbijos – Exitosa convocatoria

COMUNICADO DE PRENSA

Luego de la realización de la primera marcha de los barbijos, fuimos recibidos por la Ministra de Salud. Sin embargo, continuamos sin respuesta a nuestros reclamos por lo que seguimos en estado de alerta y movilización.

La convocatoria a la Primera Marcha de los Barbijos fue todo un éxito. Un gran número de profesionales y técnicos de la salud nos concentramos en el portón de Terrazas del Portezuelo e hicimos presión para que la Ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo, nos reciba después de dos meses en que la mandataria cerrara por completo las vías de diálogo entre el ejecutivo y el sindicato. Sin embargo, el diálogo fue estéril porque no hubo respuestas certeras a ninguno de nuestros reclamos.

Durante la hora y media que duró la reunión estuvimos acompañados, de forma inédita en nuestra historia, por un comisario, como si fuéramos delincuentes. Afuera, nuestros compañeros y compañeras que se acercaron desde las distintas localidades de la provincia, permanecieron firmes en los portones tapados con máscaras y barbijos por miedo, porque cada vez que queremos realizar algún reclamo nos amenazan con que nos vamos a quedar sin trabajo. Esto ha sido así siempre, gobierne quien gobierne, y es posible porque somos trabajadores y trabajadoras que estamos hace años bajo un régimen de contratación basura, con contratos renovables cada 3 meses.

Entre los reclamos más fuertes está nuestro pedido a la recategorización de más de 200 profesionales y técnicos a quienes no se les reconoce el nivel de formación alcanzado. Este es un derecho que por Ley les corresponde. La respuesta de la Ministra “si la Nación no paga la deuda no habrá plata para la Salud Pública” es inaceptable. No pueden los trabajadores y trabajadoras de la provincia depender de una deuda contraída por la Nación. Esto es una decisión política que, nuevamente, avasalla nuestros derechos. Entonces, ¿como se explica que integrantes de la policía y personal administrativo fue recategorizado a pesar de la deuda que Nación mantiene con la provincia hace años?

Otros temas tratados fueron:

Ley de Licencias Psicoprofilácticas que con mucho esfuerzo ESTE GREMIO PUDO CONSEGUIR. Planteamos la situación de las y los profesionales que se ausentan para capacitarse y pierden su derecho a estas licencias.  Obtuvimos el compromiso de la Ministra para contar con una semana por semestre para capacitaciones sin verse perjudicadas las licencias psico.

También pedimos la extensión de las mismas a 10 días hábiles para las personas que trabajan en los servicios de guardia del interior, pero la Ministra no brindo ninguna respuesta al respecto.

Respecto a la publicación del Decreto donde constan los resultados de los concursos y reválidas de cargos la Ministra se comprometió a darle seguimiento a fin de poder dar conocer los resultados en estas semanas y, además, dio su palabra del cese de despidos.

Durante la extensa reunión que mantuvimos también tuvimos la oportunidad de exponer temas como: las persecuciones a los trabajadores y las distintas situaciones de violencia laboral que se viven cotidianamente y que son llevadas a cabo por los Jefes de Programa y Directores en nombre del Ministerio, enunciando que “Si no haces lo que te digo, te voy a hacer echar porque así dice la Ministra”.

La desesperante situación por la que atraviesan el policlínico y algunos hospitales de la capital, respecto a la atención de las y los enfermeros que trabajan con solo un franco semanal, poniendo en riesgo su salud física y mental. Y el pedido de activación de la cláusula gatillo. En este último punto la ministra nos explicó que esa decisión “no depende de ella”.

Hasta aquí queda claro que, a pesar del diálogo mantenido las condiciones de trabajo en las que nos desempeñamos continúan igual.

La salud pública provincial no puede depender del pago de una deuda que data de años, ni de una gestión que se demuestra ineficaz para brindar soluciones e incapaz de trabajar en la búsqueda de las mismas en conjunto con los involucrados directos del sector.

Somos profesionales y técnicos que lo único que queremos es poder brindar a la población un servicio de salud pública de calidad. Respuestas como estas, que solo desligan responsabilidades a otros sectores, son una “tomada de pelo” hacia los trabajadores que esperan con ansias ser reconocidos como los profesionales que son y contar con estabilidad laboral. Sin persecuciones, sin amenazas, sin miedo.

Por todo esto vamos a continuar con nuestros reclamos, con asambleas en los lugares de trabajo y movilizaciones, sin descartar la posibilidad de realizar un Paro Provincial. 

Basta de mentiras y falsas promesas.

Basta de persecuciones y amenazas.

Basta de precarizarnos.

Basta de diálogo vacío y sin respuestas.

¡NO NOS CALLAMOS MÁS‼

Sec. Gral. APTS

Dra.  Ana Lía Trifiró